EL ROSARIO MISIONERO PARA DESCARGAR (Texto y audio mp3) DE LOS MISIONEROS COMBONIANOS


AQUI ver imagen anterior



Ideal para Orar por todos los Misioneros y Misioneras que trabajan llevando el Reino de Dios a todos los Continentes, según el mandato del Señor (Mateo 28). Quienes Oramos por ellos, tambien estamos siendo Misioneros.



¿POR CUAL CONTINENTE ORAR PRIMERO?


1º Misterio por AFRICA,

2º Misterio por AMERICA,

3º Misterio por EUROPA,

4º Misterio por OCEANIA y,

5º Misterio por ASIA.




(Puedes ajustar el volumen en la barrita horizontal del reproductor)



OREMOS:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

PESAME:

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero; Creador, Padre y Redentor mío, por ser tú quien eres: bondad Infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa porque puedes castigarme con las penas del Infierno. Ayudado de tu divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar. Confesarme, y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

1) LA ENCARNACION DEL HIJO DE DIOS.


El Ángel entrando en su presencia le dijo: “¡Alégrate, llena de Gracia, el Señor está contigo! He aquí que concebirás a un hijo; lo darás a luz y le pondrás el nombre de Jesús”

Madre y Señora de África: te pedimos por el Continente africano. En aquella tierra de inmensas riquezas naturales y humanas, asolada también por muchos y serios problemas, conviven religiones tradicionales, islamismo y fe cristiana. Tu que eres Madre de todos protege especialmente a aquellos que más sufren, y anima el dialogo y a la convivencia fraterna.
Inspira también a la Iglesia de tu Hijo para que Pastores y fieles trabajen por la justicia, la reconciliación y la paz.
Has -Señora- que África siga siendo el Continente de la Esperanza Misionera.


PADRE NUESTRO:

Padre nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu Voluntad
en la Tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del Mal.
Amen.

AVE MARÍA:

Dios te salve María,
llena eres de Gracia,
El Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén. (10 veces)

GLORIA (Doxología):

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIA:

María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia,
En la vida y en la muerte ¡ampáranos gran Señora!


2) LA VISITACION DE NUESTRA SEÑORA.

En cuanto Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó en su vientre. Isabel quedó llena del Espíritu Santo y exclamó a gran voz: « ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!, ¿Quién soy yo, para que venga a verme la Madre del Señor? »


Madre del Verdadero Dios por quien se vive, te pedimos por el Continente Americano, tierra en la que conviven la opulencia y pobreza extremas. Tu que en el encuentro con Juan Diego en el Tepeyac entregaste a esta tierra un mensaje liberador y sanador, has de la Iglesia de este continente una Iglesia Misionera, que desde nuestra pobreza compartamos con los mas lejanos el tesoro de nuestra fe.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

3) EL NACIMIENTO DEL HIJO DE DIOS.

María dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo puso en un pesebre porque no había lugar para ellos en la posada.

Madre de Jesús y Madre nuestra, tu que fuiste la primera en contemplar y anunciar el Misterio del Dios hecho hombre, ayuda a que Europa siga siendo como lo ha sido durante 2 milenios: un Continente cristiano y misionero, que comparta su fe y sus bienes materiales con los hermanos más pobres y alejados, para que Cristo nazca entre ellos.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

4) LA PURIFICACION DE NUESTRA SEÑORA.

40 días después del nacimiento de Jesús, María y José llevaron al Niño a Jerusalén, para ofrecerlo al Señor, como está escrito en la Biblia: “todo primogénito varón será consagrado al Señor”.

Virgen Santa, al llevar a tu hijo al Templo realizaste un gran servicio misionero, comunicarlo a los mas pobres, representados en los ancianos Simeón y Ana. Has que su Mensaje de salvación llegue también al Continente Australiano, por el cual te pedimos en esta decena. Que su luz y su salvación brillen también para tantos grupos étnicos que viven en lugares inaccesibles y marginados de aquellas tierras.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

5) EL NIÑO (JESÚS) PERDIDO Y HALLADO EN EL TEMPLO.

¿No sabían que yo debo ocuparme de las cosas de mi Padre? Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

Virgen misionera, te pedimos por Asia, una de las religiones más grandes de la humanidad, tierra en la que han nacido muchos de los líderes religiosos mas destacados. Que esos hermanos y hermanas nuestros encuentren la plenitud de la Verdad, la Revelación y la salvación, y que la Iglesia de Cristo –numéricamente tan poco relevante- sea como un faro de luz al que miren todos con esperanza.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.


ORACIONES FINALES:


Dios te salve María, hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, esposa del Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

LA SALVE:

Dios te salve Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

LETANIAS:

Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, ten piedad. (Se repite)
Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, óyenos. (Se repite)
Cristo, escúchanos. (Se repite)

Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros,
Dios Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros,
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros,

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes, Ruega por nosotros.

Madre de Cristo, Ruega por nosotros.

Madre de la Iglesia, Ruega por nosotros.
Madre de la divina Gracia, Ruega por nosotros.
Madre purísima, Ruega por nosotros.
Madre castísima, Ruega por nosotros.
Madre y Virgen, Ruega por nosotros.
Madre Santa, Ruega por nosotros.
Madre Inmaculada, Ruega por nosotros.
Madre amable, Ruega por nosotros.
Madre admirable, Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, Ruega por nosotros.
Madre del Creador, Ruega por nosotros.
Madre del Salvador, Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza, Ruega por nosotros.
Virgen poderosa, Ruega por nosotros.
Virgen clemente, Ruega por nosotros.
Virgen fiel, Ruega por nosotros.
Ideal de Santidad, Ruega por nosotros.
Trono de Sabiduría, Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
Vaso espiritual, Ruega por nosotros.
Vaso honorable, Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción, Ruega por nosotros.
Rosa Mística, Ruega por nosotros.
Torre de David, Ruega por nosotros.
Torre de marfil, Ruega por nosotros.
Casa de oro, Ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos, Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, Ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, Ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, Ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, Ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, Ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes, Ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, Ruega por nosotros.
Reina concebida sin la culpa original, Ruega por nosotros.
Reina elevada al Cielo, Ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, Ruega por nosotros.
Reina de la paz, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor,


Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor,


Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.


Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras suplicas en las necesidades, sino líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Amén.

OREMOS:

Te pedimos Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y por Intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo: te adoro profundamente, y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación de los ultrajes, Sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de todos los pecadores. Amén.

ORACION POR LAS MISIONES Y LAS VOCACIONES:

Oh Padre, tu quieres que todos los pueblos alcancen la salvación, despierta, pues en todo creyente, un nuevo fervor misionero para que Cristo sea testimoniado y anunciado a los que aun no los conocen, por Intercesión de Daniel Comboni, sostén y alienta a los misioneros en su Obra Evangelizadora y sigue suscitando nuevas vocaciones para las Misiones.
Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la humanidad del nuevo milenio hacia Aquel que es la Luz Verdadera que ilumina a todo viviente, y has de nosotros unos fervientes colaboradores suyos. Amén.

Ave María Purísima,
Sin pecado concebida.



MC18-MISTERIOS DE GOZO - EL ROSARIO MISIONERO.pdf

MC18-MISTERIOS DE GOZO - EL ROSARIO MISIONERO.doc

MC18-1-MISTERIOS DE GOZO - EL ROSARIO MISIONERO.mp3




(Puedes ajustar el volumen en la barrita horizontal del reproductor)



OREMOS:


Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

PESAME:

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero; Creador, Padre y Redentor mío, por ser tú quien eres: bondad Infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa porque puedes castigarme con las penas del Infierno. Ayudado de tu divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar. Confesarme, y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

1) EL BAUTISMO DEL SEÑOR.


Llegó Jesús de Nazareth de Galilea y fue bautizado por Juan en el río Jordán. Se oyó entonces una voz que venia del Cielo: « Tu eres mi Hijo amado. En ti me complazco »

Madre del Señor: de ti aprendió Jesús a descubrir la paternidad de Dios. Intercede pues, por todos los pueblos de ÁFRICA, para experimentando también ellos el amor de Dios Padre, y sintiendo a Jesús como el gran hermano universal, vivan los valores de la fraternidad, la justicia la paz, y la escucha de Jesús, Palabra Eterna del Padre.

PADRE NUESTRO:

Padre nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu Voluntad
en la Tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del Mal.
Amen.

AVE MARÍA:

Dios te salve María,
llena eres de Gracia,
El Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén. (10 veces)

GLORIA (Doxología):

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIA:

María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia,
En la vida y en la muerte ¡ampáranos gran Señora!


2) LAS BODAS DE CANA.


La transformación de agua en vino fue la primera señal milagrosa realizada por Jesús. Así manifestó su Gloria, y sus discípulos empezaron a creer en El.


Gracias a tu solícita intercesión de Madre, Jesús realizó su primer Milagro: la transformación del agua en vino, signo y anuncio de la llegada del Espíritu. También intercede por la Iglesia del Continente Americano para que en ella se renueve el prodigio de Pentecostés, y se transforme así en una Iglesia Mesiánica, Pascual y Misionera.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

3) ANUNCIO DEL REINO Y LLAMADA A LA CONVERSION.


Jesús se fue a Galilea, proclamó la Buena Noticia de Dios y decía: « El plazo se ha cumplido: el Reino de Dios ha llegado, conviértanse y CREAN en el Evangelio ».

Europa, el Continente que hasta la fecha más misioneros ha dado, empieza a olvidarse de sus raíces cristianas, a secularizarse y a cerrar sus fronteras por miedo al otro, al diferente. Acompaña a la Iglesia que ahí peregrina para que no cese de anunciar los valores del Reino, para que siga diciendo a todos que la conversión pasa por el servicio a los más pobres, a los migrantes el sur que tocan a sus puertas como última esperanza para seguir viviendo.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

4) LA TRANSFIGURACION DEL SEÑOR.


Seis días después tomó consigo a Pedro, Santiago, y a su hermano Juan, los llevó a una montaña muy alta y se transfiguró en su presencia. Su rostro brillaba como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la nieve.

Virgen pobre y sencilla, los Evangelios hablan poco de tu presencia en los momentos más importantes de la vida de Jesús, pero nada nos impide pensar que ahí estabas, contemplando y guardando esas cosas en tu corazón. Tú más que nadie experimentaste su verdadera transfiguración; lo viste asumir la pobreza de nuestra carne y alcanzar la Gloria que le correspondía al lado del Padre. Estamos seguros que ahí lo acompañas en un lugar privilegiado, por eso te pedimos que abogues ante El por la Iglesia y los pueblos de OCEANIA, para que también en ellos brille la Gloria de su rostro.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

5) LA INSTITUCION DE LA EUCARISTIA.

La noche que iba a ser entregado Jesús, tomó pan, y después de dar gracias lo partió y dijo: « Este es mi cuerpo entregado por ustedes, hagan esto en memoria mía ». Igualmente Jesús después de cenar tomó el cáliz y dijo: « Este es el cáliz de la Nueva Alianza sellada con mi Sangre. Cuantas veces beban de él, háganlo en memoria mía ».

Virgen Orante y oferente, tu existencia entera –así lo expresaste en el Magnificat- fue una continua Eucaristía, una acción de gracias al Señor.
A través de tus manos entregamos al Padre los pueblos de ASIA, con sus grandezas y sus límites. Que los misioneros que allá trabajan, encuentren en la Eucaristía la fuerza para llevar adelante su misión, y su vida entera sea como fue la tuya: pan partido y compartido.


PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.


ORACIONES FINALES:


Dios te salve María, hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, esposa del Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

LA SALVE:

Dios te salve Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

LETANIAS:

Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, ten piedad. (Se repite)
Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, óyenos. (Se repite)
Cristo, escúchanos. (Se repite)

Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros,
Dios Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros,
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros,

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes, Ruega por nosotros.

Madre de Cristo, Ruega por nosotros.

Madre de la Iglesia, Ruega por nosotros.
Madre de la divina Gracia, Ruega por nosotros.
Madre purísima, Ruega por nosotros.
Madre castísima, Ruega por nosotros.
Madre y Virgen, Ruega por nosotros.
Madre Santa, Ruega por nosotros.
Madre Inmaculada, Ruega por nosotros.
Madre amable, Ruega por nosotros.
Madre admirable, Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, Ruega por nosotros.
Madre del Creador, Ruega por nosotros.
Madre del Salvador, Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza, Ruega por nosotros.
Virgen poderosa, Ruega por nosotros.
Virgen clemente, Ruega por nosotros.
Virgen fiel, Ruega por nosotros.
Ideal de Santidad, Ruega por nosotros.
Trono de Sabiduría, Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
Vaso espiritual, Ruega por nosotros.
Vaso honorable, Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción, Ruega por nosotros.
Rosa Mística, Ruega por nosotros.
Torre de David, Ruega por nosotros.
Torre de marfil, Ruega por nosotros.
Casa de oro, Ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos, Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, Ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, Ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, Ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, Ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, Ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes, Ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, Ruega por nosotros.
Reina concebida sin la culpa original, Ruega por nosotros.
Reina elevada al Cielo, Ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, Ruega por nosotros.
Reina de la paz, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor,


Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor,


Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.


Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras suplicas en las necesidades, sino líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Amén.

OREMOS:

Te pedimos Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y por Intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo: te adoro profundamente, y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación de los ultrajes, Sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de todos los pecadores. Amén.

ORACION POR LAS MISIONES Y LAS VOCACIONES:

Oh Padre, tu quieres que todos los pueblos alcancen la salvación, despierta, pues en todo creyente, un nuevo fervor misionero para que Cristo sea testimoniado y anunciado a los que aun no los conocen, por Intercesión de Daniel Comboni, sostén y alienta a los misioneros en su Obra Evangelizadora y sigue suscitando nuevas vocaciones para las Misiones.
Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la humanidad del nuevo milenio hacia Aquel que es la Luz Verdadera que ilumina a todo viviente, y has de nosotros unos fervientes colaboradores suyos. Amén.

Ave María Purísima,
Sin pecado concebida.



MC18-MISTERIOS DE LUZ - ROSARIO MISIONERO.pdf

MC18-MISTERIOS DE LUZ - ROSARIO MISIONERO.doc

MC18-2-MISTERIOS DE LUZ - EL ROSARIO MISIONERO.mp3




(Puedes ajustar el volumen en la barrita horizontal del reproductor)



OREMOS:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

PESAME:

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero; Creador, Padre y Redentor mío, por ser tú quien eres: bondad Infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa porque puedes castigarme con las penas del Infierno. Ayudado de tu divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar. Confesarme, y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

1) LA ORACION EN EL HUERTO.


Angustiado Oraba más intensamente, y su sudor se convirtió como en gotas de sangre, que caían a tierra.

Virgen Santa: intercede ante tu Hijo por el Continente Africano, para que aparte de él el cáliz del dolor, el terror de la guerra, y el sufrimiento provocado por tantos desastes naturales, o por plagas como el racismo y el fundamentalismo.

PADRE NUESTRO:

Padre nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu Voluntad
en la Tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del Mal.
Amen.

AVE MARÍA:

Dios te salve María,
llena eres de Gracia,
El Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén. (10 veces)

GLORIA (Doxología):

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIA:

María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia,
En la vida y en la muerte ¡ampáranos gran Señora!


2) LA FLAGELACION DEL SEÑOR.


Pilato, queriendo satisfacer a la multitud les entregó a Barrabás, y después de haber hecho flagelar a Jesús, lo entregó para que lo Crucificaran.

Tu corazón de Madre sufrió mucho al ver condenado y torturado a tu Hijo. En América, sobre todo en América Latina, muchas madres sufren al ver truncadas y frustradas prematuramente las vidas de sus hijos: dales tu Espíritu de fortaleza en el momento de la prueba, y ayúdales a creer que la última palabra no la tiene la muerte sino la vida.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

3) LA CORONACION DE ESPINAS.


Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza, le pusieron una caña en la mano derecha y se burlaban de El y le decían: « ¡Viva el rey de los judíos! ».

Como una ola incontenible, llegan a Europa grandes cantidades de hermanos y hermanas del sur del mundo, su objetivo: encontrar mejores condiciones de vida; el resultado no siempre es el deseado, se les mira con sospecha, se les excluye, y en no pocas ocasiones se les cierran las puertas. Es el miedo al otro, al diferente. Intercede Madre por esos hijos tuyos asociados a la Pasión y al sufrimiento de tu Hijo. Que la Iglesia descubra y contemple en ellos el rostro sufriente de Cristo.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

4) JESUS CON LA CRUZ A CUESTAS.


Pilato se lo entregó; ellos tomaron a Jesús y El, cargando la Cruz, se encaminó al Calvario.

El sufrimiento de tu Hijo es tuyo también. Cuando echaron la Cruz sobre sus espaldas, fue como si la hubieran puesto sobre tus espaldas.
Virgen de los Dolores: intercede por tantos hermanos y hermanas de OCEANIA, sobre todos aquellos que viven al margen del Evangelio, y cargan la cruz de la pobreza y el dolor.


PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

5) CRUCIFIXION Y MUERTE DEL SEÑOR.

Llegando al Calvario lo Crucificaron. Junto a la Cruz de Jesús estaba su Madre. Después de haber recibido el vinagre dijo: « Todo se ha cumplido », e inclinando la cabeza, entregó el Espíritu.

Madre de Jesús y Madre nuestra, tu que experimentaste al pie de la Cruz el dolor de ver morir a tu Hijo, intercede ante el Señor por tantas madres de ASIA, sobre todo del sudeste asiático y de los países más pobres. Da fortaleza y consuelo a aquellas que impotentes, ven sufrir o morir el fruto de sus entrañas.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

ORACIONES FINALES:


Dios te salve María, hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, esposa del Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

LA SALVE:

Dios te salve Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

LETANIAS:

Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, ten piedad. (Se repite)
Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, óyenos. (Se repite)
Cristo, escúchanos. (Se repite)

Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros,
Dios Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros,
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros,

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes, Ruega por nosotros.

Madre de Cristo, Ruega por nosotros.

Madre de la Iglesia, Ruega por nosotros.
Madre de la divina Gracia, Ruega por nosotros.
Madre purísima, Ruega por nosotros.
Madre castísima, Ruega por nosotros.
Madre y Virgen, Ruega por nosotros.
Madre Santa, Ruega por nosotros.
Madre Inmaculada, Ruega por nosotros.
Madre amable, Ruega por nosotros.
Madre admirable, Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, Ruega por nosotros.
Madre del Creador, Ruega por nosotros.
Madre del Salvador, Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza, Ruega por nosotros.
Virgen poderosa, Ruega por nosotros.
Virgen clemente, Ruega por nosotros.
Virgen fiel, Ruega por nosotros.
Ideal de Santidad, Ruega por nosotros.
Trono de Sabiduría, Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
Vaso espiritual, Ruega por nosotros.
Vaso honorable, Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción, Ruega por nosotros.
Rosa Mística, Ruega por nosotros.
Torre de David, Ruega por nosotros.
Torre de marfil, Ruega por nosotros.
Casa de oro, Ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos, Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, Ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, Ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, Ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, Ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, Ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes, Ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, Ruega por nosotros.
Reina concebida sin la culpa original, Ruega por nosotros.
Reina elevada al Cielo, Ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, Ruega por nosotros.
Reina de la paz, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras suplicas en las necesidades, sino líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Amén.

OREMOS:

Te pedimos Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y por Intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo: te adoro profundamente, y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación de los ultrajes, Sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de todos los pecadores. Amén.

ORACION POR LAS MISIONES Y LAS VOCACIONES:

Oh Padre, tu quieres que todos los pueblos alcancen la salvación, despierta, pues en todo creyente, un nuevo fervor misionero para que Cristo sea testimoniado y anunciado a los que aun no los conocen, por Intercesión de Daniel Comboni, sostén y alienta a los misioneros en su Obra Evangelizadora y sigue suscitando nuevas vocaciones para las Misiones.
Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la humanidad del nuevo milenio hacia Aquel que es la Luz Verdadera que ilumina a todo viviente, y has de nosotros unos fervientes colaboradores suyos. Amén.

Ave María Purísima,
Sin pecado concebida.




MC18-MISTERIOS DE DOLOR - ROSARIO MISIONERO.pdf

MC18-MISTERIOS DE DOLOR - ROSARIO MISIONERO.doc

MC18-3-MISTERIOS DE DOLOR - EL ROSARIO MISIONERO.mp3




(Puedes ajustar el volumen en la barrita horizontal del reproductor)



OREMOS:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

PESAME:

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero; Creador, Padre y Redentor mío, por ser tú quien eres: bondad Infinita, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa porque puedes castigarme con las penas del Infierno. Ayudado de tu divina Gracia, propongo firmemente nunca más pecar. Confesarme, y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

1) LA RESURRECCION DEL SEÑOR.

El Ángel dijo a las mujeres: “No tengan miedo, sé a quien buscan: a Jesús el Crucificado. No está aquí, ha resucitado como lo había dicho”.

Fueron mujeres como tu, las primeras en conocer la feliz noticia de la Resurrección. Fue a una de ellas a la primera que se le encomendó la misión de ir a comunicarlo a los discípulos. Ayuda a la Iglesia que peregrina en ÁFRICA, para que reconozca el papel protagónico de la mujer.

PADRE NUESTRO:

Padre nuestro que estás en el Cielo, Santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu Voluntad
en la Tierra como en el Cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del Mal.
Amen.

AVE MARÍA:

Dios te salve María,
llena eres de Gracia,
El Señor es contigo,
bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte,
Amén. (10 veces)

GLORIA (Doxología):

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIA:

María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia,
En la vida y en la muerte ¡ampáranos gran Señora!


2) LA ASCENCION DEL SEÑOR.

El Señor Jesús, después de haber hablado con ellos, fue llevado al Cielo y se sentó a la derecha de Dios.

Madre de Jesucristo y Madre nuestra: el pueblo más sencillo de esta tierra americana viven situaciones que lo tienen postrado, humillado, sin poder levantar la cabeza. Ruega por nosotros ante tu Hijo para que juntos trabajemos por nuestra dignificación, y aspiremos a las cosas de allá arriba, donde el Señor nos espera para hacernos participar de su Gloria.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

3) LA VENIDA DEL ESPIRITU SANTO.

Aparecieron lenguas como de fuego que se dividieron y se posaron en cada uno de ellos, y ellos quedaron llenos del Espíritu Santo.

María, tu que acompañaste al Colegio de los Apóstoles en el gozo de Pentecostés, vela por la Iglesia de Europa. Pide a tu Hijo que le envíe constantemente el Don del Espíritu Santo para que siga siendo –como hasta hoy- una Iglesia misionera, rica en vocaciones de hermanos y hermanas que vayan por todo el mundo a comunicar el Evangelio de Jesucristo: camino, verdad y vida para todos.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

4) LA ASUNCION DE NUESTRA SEÑORA.

Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho grandes Obras por mí.

Señora nuestra: tú que participas ya de la Gloria de tu Hijo, intercede por todos tus hijos dispersos en los lugares más remotos de OCEANIA, vela por ellos con tu tierna solicitud de Madre. Que tu ejemplo ilumine a muchos discípulos de tu Hijo para que, dejándolo todo, estemos dispuestos a salir al encuentro de nuestros hermanos, que en aquel mundo lejano, esperan la llegada del Evangelio de Cristo: Buena Nueva que libera y dignifica.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

5) LA CORONACION DE NUESTRA SEÑORA.

Apareció en el Cielo una Señal grandiosa, una mujer vestida de sol con la luna bajo sus pies, y en su cabeza una corona de 12 estrellas.

Virgen del Magníficat, tu que proféticamente anunciaste que los pobres serian encumbrados, vela con amor de Madre sobre el Continente Asiático: millones de hermanos y hermanas de aquellas tierras no conocen aún a tu Hijo Jesús. Millones de ellos buscan desde las grandes tradiciones religiosas la Luz de la Verdad, desean encontrarse con el Dios Verdadero; muchos más viven en situaciones de pobreza extrema. Que a ninguno de ellos falte la solidaridad fraterna de los seguidores de Cristo.

PADRE NUESTRO.
AVE MARÍA (10 veces).
GLORIA.
JACULATORIA.

ORACIONES FINALES:


Dios te salve María, hija de Dios Padre, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, esposa del Espíritu Santo, llena eres de Gracia, el Señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa original.

LA SALVE:

Dios te salve Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

LETANIAS:

Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, ten piedad. (Se repite)
Señor, ten piedad. (Se repite)
Cristo, óyenos. (Se repite)
Cristo, escúchanos. (Se repite)

Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros,
Dios Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros,
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros,

Santa María, Ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, Ruega por nosotros.
Santa Virgen de las vírgenes, Ruega por nosotros.

Madre de Cristo, Ruega por nosotros.

Madre de la Iglesia, Ruega por nosotros.
Madre de la divina Gracia, Ruega por nosotros.
Madre purísima, Ruega por nosotros.
Madre castísima, Ruega por nosotros.
Madre y Virgen, Ruega por nosotros.
Madre Santa, Ruega por nosotros.
Madre Inmaculada, Ruega por nosotros.
Madre amable, Ruega por nosotros.
Madre admirable, Ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, Ruega por nosotros.
Madre del Creador, Ruega por nosotros.
Madre del Salvador, Ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, Ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, Ruega por nosotros.
Virgen digna de alabanza, Ruega por nosotros.
Virgen poderosa, Ruega por nosotros.
Virgen clemente, Ruega por nosotros.
Virgen fiel, Ruega por nosotros.
Ideal de Santidad, Ruega por nosotros.
Trono de Sabiduría, Ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, Ruega por nosotros.
Vaso espiritual, Ruega por nosotros.
Vaso honorable, Ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción, Ruega por nosotros.
Rosa Mística, Ruega por nosotros.
Torre de David, Ruega por nosotros.
Torre de marfil, Ruega por nosotros.
Casa de oro, Ruega por nosotros.
Arca de la Alianza, Ruega por nosotros.
Puerta del Cielo, Ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, Ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, Ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, Ruega por nosotros.
Consoladora de los afligidos, Ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, Ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, Ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, Ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, Ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, Ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, Ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, Ruega por nosotros.
Reina de las vírgenes, Ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, Ruega por nosotros.
Reina concebida sin la culpa original, Ruega por nosotros.
Reina elevada al Cielo, Ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, Ruega por nosotros.
Reina de la paz, Ruega por nosotros.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desoigas nuestras suplicas en las necesidades, sino líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo. Amén.

OREMOS:

Te pedimos Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y por Intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo: te adoro profundamente, y te ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la Tierra, en reparación de los ultrajes, Sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido. Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de todos los pecadores. Amén.

ORACION POR LAS MISIONES Y LAS VOCACIONES:

Oh Padre, tu quieres que todos los pueblos alcancen la salvación, despierta, pues en todo creyente, un nuevo fervor misionero para que Cristo sea testimoniado y anunciado a los que aun no los conocen, por Intercesión de Daniel Comboni, sostén y alienta a los misioneros en su Obra Evangelizadora y sigue suscitando nuevas vocaciones para las Misiones.
Virgen María, Reina de los Apóstoles, que has ofrecido el Verbo encarnado al mundo, dirige la humanidad del nuevo milenio hacia Aquel que es la Luz Verdadera que ilumina a todo viviente, y has de nosotros unos fervientes colaboradores suyos. Amén.

Ave María Purísima,
Sin pecado concebida.




MC18-MISTERIOS DE GLORIA - ROSARIO MISIONERO.pdf

MC18-MISTERIOS DE GLORIA - ROSARIO MISIONERO.doc

MC18-4-MISTERIOS DE GLORIA - EL ROSARIO MISIONERO.mp3





AQUI ver imagen anterior





1 comentario:

  1. es importante que sigamos orando y rezandoel rosario, si la virgen se lo dio a santo domingo por que habia crisis en el alma del mundo, nuevamente debemos aegarnor al roario para que los cambios en este mundo se han positio, amo a Dios, me cuesta trabajo amar a todo projimo pero espero hacer lo que Dos e agrada

    ResponderEliminar